viernes, 30 de octubre de 2009

Oda al Violín

Terreno placer celestial
de sonido luminoso.
En la noche del silencio
sales cual estrella a refulgir
en la complejidad tu esencia.


De la curva esa silueta salta
a la catedral interna de tu alma
ecos entonados de modos alegres
o modos tenebrosos, intensos, infieles
agudos, amorosos.


Cual flecha tu arco
sopla al viento y rasga el camino
o pasa como un río cadencioso
creando calderones de sentido.


Gran tormenta hacia tus cuerdas
caen los rayos sobre ellas
dejan su huella en el canto
ahuyentando a las bestias.


Una mano la lleva, un hombro te sostiene
un mentón te sujeta.
Pero un cuerpo si te comprende
otro universo crea.



miércoles, 28 de octubre de 2009

Amante

Ante la áspera luz de sabor opaco
vi la tenue pasión surgir de tu mirada
fue un suspiro de nieve:
se enfrió lo que duró el silencio
en cubrir mi faz gastada.

Tras celosías te observé
en un amanecer espeso de bruma lejana
de música verde, primavera pesada
con sabrosa indiferencia
poco a poco te esfumabas.

En este atardecer descontento
vacío el cuenco de la memoria ajada
sólo me queda la ira
el rabioso rojo del desprecio,
no es suave el camino de la amante abandonada.


domingo, 27 de septiembre de 2009

Abstractos

Tecleo incesante en lenguas engreídas y dispares
pantallazos abstractos de sinsentido
navegando mundos multiformes sin mares
evitando por descontado lo vivido
Nos transformamos en animal para lo innatural
con el futuro al pasado volvimos
plantamos la semilla de la ignorancia
en el horizonte informático informado e ido.

Nos dejamos a nosotros mismos
olvidamos lo humano por lo que es humano
esclavos de nuestras propias invenciones
actualizadas marionetas de lo creado
Pues nos volvemos cada vez más abstractos
más abstractos y en ello empecinados.

Explota junto a mí incontrolado
sal del nido de códigos modelados
observa la brisa de lo cotidiano
no del espejo que te ha devorado.


domingo, 20 de septiembre de 2009

Catarsis

Lo que no alcanza a ser decepción
se transforma y es catarsis,
catarsis de lo que se pensó que era
y ya no existe
y nunca existe sino en las ideas.

Se vuelve de ciclo en ciclo
y en cada ciclo una mirada diferente,
un universo nuevo incomprendido,
y ya no se es en él ni en ellos.

Buscar renovación eliminando el pasado
es ser andante hacia el destino
es olvidar y ser olvidado.

Pues el que vaga buscando lo diferente
lo encuentra al volver a lo mismo.

viernes, 3 de julio de 2009

En Soledad

Estoy rota porque te me has perdido,
la melancolía toma mis pedacitos
para convertirlos en estiércol de la soledad.

Camino y mi senda me lleva a lo desconocido
ya no tengo rumbo fijo,
me siento en la arena para ser arena
y la vida me rompe como olas en el mar.

Me siento azotada porque te me has perdido,
los recuerdos me arrastran
para convertirme en un cuadro de la soledad.

Me detengo en el pasado para no ser presente
y tu rostro estático me contempla indiferente
me siento en la arena para ser arena
y el pasado me azota como olas en el mar.

Me convertí en una extraña porque te me has perdido
lo desconocido me transforma
ahora convertida en la soledad.

lunes, 15 de junio de 2009

Sol de Seda y Canto

El rocío se evapora ante tu mirada
mi pequeño sol figurado,
estrella radiante en nuevos amaneceres.
Saliste de ojos grandes
a observar maravillas en tu nueva existencia,
a deslumbrar a todos, con la tuya.

Me miraste con mirada de alba
y sentí mi ocaso.
Tal fue la pena que desmayó en agonía
como alegría despertada,
tal la dicha que esperé
a ser devorada por pájaros
mientras flotaba en nubes de ojos fijos.

Traté de cogerte y fue más que delicia: poesía.
Estabas suave, cerca,
tan cerca que temí perderte,
languidecí entre pétalos de rosa
con algodón de azúcar,
sentí que en un beso te deshacías
y temí perderte.

Entre suspiros pasaron milenios:
con el tesoro de primavera tu risa
o el regalo a mi otoño tu llanto,
juntos creamos un lugar sin estaciones
lejos de bullicios
madre y fruto en un canto.

No imaginaba el amanecer en tu mirada
luz matutina de desvelo nocturno,
mi sol de medianoche.
No imaginaba seda en mis brazos
Ni risa de ángel.
Ahora sé que engendraba
a un sol de seda y canto.

jueves, 11 de junio de 2009

Ciegos

Caen tus palabras
un peso en mis sentidos,
pero tú sigues insistiendo.
No puedes ver más allá de ti mismo.

Es tu fe autorreferente que ciega.

Para ti lo que es amor
no es nada más que locura.
Una brutal obstinación.

Los hierros caen y caen sobre mí
más peso sobre mi cuerpo alicaído
pues tu sigues insistiendo.
¿No ves como de a poco desaparezco?

Es tu alma que no sabe que existe.

Para ti no soy nada más que carne
alimento de tus celos y fantasías.
Una brutal fijación.

Pero mi amor cae sobre mí
es el peso de la costumbre de amarte,
así que puedes seguir insistiendo.
Es la única opción que deseo.

Es que mi mente no sabe olvidarte.

Para mí no eres más que mi condena,
mi amor, mi dolor, mi tortura.
Mi brutal pasión.

Ambos estamos ciegos,
nos cegamos el uno al otro
en un circuito eterno...
Almas perdidas en lo que creen que es verdadero.
Su brutal obsesión.

martes, 9 de junio de 2009

Aves de Ensueño

Una noche soñé que volaba
con pies ligeros me fui corriendo
y alcé el vuelo.

Me sentí eterna y efímera:
como el ave fénix renací,
pues antes ya lo había hecho.

Fui colibrí,
de pasión en pasión aleteando.

Fui halcón,
con la mirada aguda hacia el infinito.

Fui paloma,
llevando mensajes de libertad a los confines del mundo.

Todo eso fui en una sola noche,
en un solo sueño, mi sueño.

Pero fue un sueño universal:
la humanidad remontando el vuelo,
fuimos todos aves de ensueño.

Cansancio

Estoy cansada de no ver los nuevos amaneceres,
de no recordar los añejos,
de romper esquemas para luego rehacerlos.

Para qué abrir espacios
si los que existen no dejan huecos
y los huecos no buscan espacios.

Me cansé de esperar a la alegría
que se aleja de a tres pasos,
la tristeza ya está a mi lado.

Qué cansancio esperarte a ti
si es como esperar al pasado
aquél no vuelve a dar la mano.

Se notaba al ver tu cansancio:
tu mirada de vuelo de pájaro
y en tu aroma un ahora me marcho.

Claros de vida me esperan,
pero estoy muy cansada para alcanzarlos
y mis lágrimas no dejan seguir tus pasos.

Me cansé de pensar en el cansancio
una pluma que sabe a plomo
si la tomas del otro lado.

miércoles, 3 de junio de 2009

Los Versos Perdidos

Los versos perdidos
se fueron sin decir ni pío
dejaron estela de disgusto
y sabor a desvarío.

Los versos perdidos
eran consuelo del deseo
salían del sombrero como conejos
de un mago que hoy no veo.

Parecían reyes y reinas
del palacio de la poesía
sentados en su trono mandaban
la rima del día a día.

Confiaban que su dueño
creador de estos esbeltos
los guardaría en su grafía
para verlos contentos.

Mas el olvido caprichoso
se posó en su mente y viendo
al poeta en nubes de ensueño
borró lo que iba ocurriendo.

El artista al darse cuenta
trató de resolverlo
inventó un nuevo poema
pero no pudo hacer un remiendo.

Ahora los perdidos
rehogados en su pena
lloran desconsolados
por no ser parte del poema.

//
Probablemente este poema hubiera sido más largo si algunos de sus versos no se me hubieran perdido también...

jueves, 28 de mayo de 2009

La Necesidad

Esta necesidad que me consume
vacía mi espíritu ya que éste no existe,
pues quién descubre que ya no debe buscar
sólo puede encontrar, sólo creer.

Cómo puedo buscar aquello que no existe
me dijeron que existía, me contaron que era cierto.
¿Pero aún así puedo yo creerlo?
¿acaso puedo encontrarlo con mis propios medios?

Seremos seres de este universo
no podremos ser más de lo que tenemos, tampoco menos
sólo la no pretensión de eternos,
la no búsqueda y sus complementos
darán respuesta a nuestros ruegos.

domingo, 10 de mayo de 2009

La Fuente

Madre, tormento y camino
amuleto sagrado a veces olvidado
llave que abre las puertas
a la realidad, a la vida, al destino y a la duda.
La fuente de amor a este mundo.

Porque amor es lo que te define,
amor por la humanidad
al punto de olvidarte de ti misma.
Tu destino tan marcado por la vida
es a la vez tormento y maravilla
destino pesado y hermoso:
darte a ti sin esperar nada a cambio.

Y la fuente de la vida se desarma
ante tu aura benévola
abres los caminos al mundo
y cierras el tuyo con una mirada.
Si la vida no sonríe, salúdala con alegría
que los caminos no te pesen.

Cómo sabrías que el regalo más preciado
que te diera el destino a cambio
sería para ti lo más amado,
sería a la vez algo por ti creado,
sería una parte de ti y una parte del mundo.

Cómo sabrías que el fruto de tu vida
se iría con nuevas alas a reconocer su mundo
y tú mundo: el que tú le regalaste
el tesoro más preciado que alguien puede dar
después del amor incondicional.

Cómo sabrías que el fruto de tu vida
sentiría que a veces el mundo se invierte
y te carga sobre sus hombros
¿acaso no deseas su ayuda?

Madre, mi tormento y mi camino
mi amuleto,
mi llave a la realidad, al destino y a la duda,
mi fuente de amor en este mundo.
Gracias por ser nada más y nada menos de lo que eres.


Feliz día para todas las madres (y especialmente la mía :P)

lunes, 27 de abril de 2009

Deseo

Si resto mis momentos de los tuyos
¿Cuántos aún quedan?
sin embargo te deseo.
A tu lado parezco una semilla;
tú un alerce milenario
atrapado en tierra firme a tus raíces,
mientras yo voy a la deriva.

No sé si te deseo porque te deseo
o es que sé por instinto
que también me deseas. Eso me gusta.
Pero, ¿qué es el deseo sino algo efímero?
lo poco duradero, la pretensión de lo eterno,
el que juzga de fácil engaño al humano.
Si vieras desde mis ojos sublime deseo.

¿Quién creería que muero por su culpa?
Sucumbo ante esta enfermedad que, quiera o no,
carcome lentamente desde adentro.
Sólo aspiro a que el tiempo sea mi medicina
o simplemente caer rendida ante ello.
O quizás... sólo quizás, junto a ti,
morir creando nuevos momentos.

miércoles, 22 de abril de 2009

De lamento, destino y duda

Levanta la mirada y escucha el lamento de los lamentos, el que no quiere ser escuchado. El de la incertidumbre del que quiere creer para siempre pero cree que no puede…

La sensación de que la pena no ha terminado se refleja en ese espasmo semiinconsciente que sigue a una respiración bien profunda. Eso es lo que sentía hace un par de meses. Hoy la cosa es bien diferente. ¿Qué es lo que ha cambiado?, he cambiado yo, ha cambiado el destino, HE cambiado el destino. Este destino me mira de frente y yo le devuelvo la mirada; el anterior me esquivaba tanto como yo le esquivaba a él: en el fondo es como un reflejo.

Pero aún no resuelvo el tema de la creencia, creo que reconozco la necesidad del ser humano de creer en algo, tener una base sobre la cual solventar su universo, el que no la tenga o piensa que no la tiene navega en un barco a la deriva sobre un mar que no existe. Pero qué pasa con el que no sabe si cree en que no cree, que a su vez es una creencia de la que no está muy seguro. Parece una locura: y lo es.

Si pudiera decir que ambas cosas están conectadas: mi destino, la creencia, lo diría con mucho gusto. Sólo que lo que parece evidente para mí no significa que sea necesariamente cierto, ¿pero qué es lo cierto?, en que al menos puedo decir que necesito creer en algo… sí, pues caigo ante la evidencia: el mero hecho de escribir estas líneas.

domingo, 18 de enero de 2009

Pérdida

Hoy suspiraste
y al hacerlo se te fue el alma
¿y qué haré yo desolada?

Gritaré fuerte,
hasta que las piedras griten tu nombre
y el viento aúlle
buscando que la luna mire y llore.

Pero al parecer nadie te recuerda:
las piedras no gritan,
el viento no aúlla,
la luna me observa indiferente...

Te fuiste,
si es que alguna vez fuiste
¿pero qué fue lo que dejaste?

Me dejaste a mí,
lamentando tu ausencia en la tierra
aspirando el polvo en el espacio que dejaste
buscando en el infinito tu mirada.

Mas ya no queda más
ni el lamento se lamenta,
el polvo no es el mismo de antes,
el infinito no existía más que en tu mirada...

Ayer suspiraste
al hacerlo no dejaste nada
¿es que acaso existo sin tu alma?

Si alguna vez fuimos todo
hoy no somos nada:
ni menos que un arrullo en un nido,
ni más que una hoja en la rama.

Por ello me voy a la nada
me despido del todo,
no puedo ser más que lo que tú ya no eres...
pues ya te he perdido.

sábado, 17 de enero de 2009

Continuando las paradojas

Leyendo cierto comentario escrito por cierta persona "anónima" (que sinceramente no desea revelar su nombre) en cuanto a lo escrito anteriormente por mí acerca del ser perfecto y demás cosas raras, no pude evitar seguir pensando acerca de ello, siendo que en principio era una idea del tipo corriente de conciencia más que un tratado filosófico.

En cierta parte mencioné que el conocimiento perfecto podría ser a la vez una limitación, pero no quedó claro el sentido que tenía y probablemente ni yo misma lo tenía claro: la limitación no sería por falta de conocimiento, sino por la capacidad del mismo ser de mantener las características que lo identifican como tal. Si suponemos que este ser además de poseer todo conocimiento DEBE ser capaz de razonar y hacer algo con ello, podría pasar que su condición de omnisapiente sea incompatible con el libre albedrío del que debiera disponer, entonces no podría existir tal ser como ser pensante, en su defecto podría existir sin conciencia de sí mismo (algo así como un súper Google).

El punto más discutible, a mi parecer, de lo que acabo de exponer, es si realmente son incompatibles la omnisapiencia con el libre albedrío. Esto dependería del tipo de universo en el que nos encontremos, pero el comprobar ello está probablemente más allá de la capacidad humana.


------------------------------- o -----------------------------------


Me falta rigurosidad filosófica, tengo tendencia a irme a lugares comunes y utilizar demasiados recursos retóricos... bueno, probablemente el pretender ser poeta y filósofa al mismo tiempo es incompatible en este sistema cerrado al que llamamos universo...


¿O no?

viernes, 2 de enero de 2009

La Paradoja del ser Perfecto

Supongamos la existencia de un ser perfecto: este ser sería capaz de entender el todo, la estructura del universo y el funcionamiento de las leyes que lo dominan, si es que las hubiera, ya que no estoy segura de que se pueda suponer que sean necesarias tales leyes.

Si este ser perfecto es capaz de comprenderlo todo, también es capaz de comprenderse a sí mismo, por lo tanto es capaz de determinar su propio comportamiento y la forma en que él mismo reacciona ante a su conocimiento... y la reacción a la reacción de lo anterior, así un número indefinido de veces.

¿Este conocimiento sería a la vez su limitación?. En tal caso habríamos encontrado una contradicción, lo que significaría que tal ser no podría existir.

Pero siguiendo la lógica mientras más se asemeje una persona a este ser, ¿no está a su vez más restringida?. ¿Debe el hombre ser más "animal" para ser más libre?.

Ante tal cuestión no me queda más que ser categórica: el conocimiento no os hará libres, la ignorancia os hará libres.
¡Que no te compliquen las paradojas y puedas seguir siendo animal!

------- o -------

Aún así seguiré la búsqueda del conocimiento infinito, aunque desaparezca en el camino...