martes, 16 de diciembre de 2008

La Distante

No quiero ser siempre la distante,
prefiero aparecer poco a poco, mirarte,
mirarte desde lo alto de los deseos
deseando correr para tocarte.
Tocarte tan suavemente
que podría remecer cada una de tus células al infinito
y a la constelación de emociones que significa provocarte.

Besarte suave y lentamente,
sentir tu aroma,
besar tu aroma tan lentamente que se haría eterno.
Sentir tus besos como un espejo
así como en los míos su reflejo.

Pues sólo quiero mirarte, tocarte, besarte,
pero tú, apolíneo,
te esfumas en el éter,
sutilmente destinado a ser polvo en el viento
y yo siempre la distante.

domingo, 14 de diciembre de 2008

El individuo

Sobreestímulos constantes espesantes,
así es la vida,
así es la vida en este instante.
Miradas tras el espejo,
disimuladas,
como que quieren mirar pero a lo lejos.

Diluvio informático por treinta días y noches
a la deriva.
Porque hay un espejo por cada individuo,
individuo que solo observa su autorreferencia.
Auto-deferencia.
Porque están solos, solos frente a un espejo.


En la Noche

Mil y una canciones crearé para ti
si me dices el nombre del creador de la noche.

¿Qué misterio encierran sus trescientas paredes,
si sólo en su seno da mi flor su mejor aroma?

Mil y un poemas crearé para ti
si me dices el nombre del creador de la noche.

Por ella creé fantasías apoteósicas,
escapé a los venenos de lo estático
y volví a los misterios de lo místico.

Mil y un paisajes crearé para ti
si me dices el nombre del creador de la noche.

De las semillas de la angustia nació esta flor:
y para mí es lo único que importa.

Sólo un recuerdo dejaré para ti
si me dices que aquel nombre no existe.

Sinsentido

Si oso buscar el sinsentido,
¿Encontraré en el camino lo que es mío?

No, no tiene sentido.


¿Tiene sentido?



No, al parecer no tiene sentido...




¿Tendrá esto sentido?





Encontraré en el camino lo que es mío.....






¿O podría, sí, tener sentido?







Sí y No: ad infinitum.......

Saborizante

Oh idilio idéntico al natural,
moriré sin saborear el real,
me quemaré entre ventanas de olvido sin crimen pasional.

Oh ven, delirio desteñido,
te fuiste como romance de media libido,
dejaste un gusto algo así como acrílico -> te recalentaste, mendigo.

Pues mira si éste no se parece al original:
tiene el atisbo de perfectura irracional,
mas qué ironía... ironía divina <=> ironía infernal.

Quitaré de en medio la hemorragia sensorial,
luego agrego especias de estupidez verbal,
se va al horno por cinco minutos y ¡voilà!... Sólo quedará lo "idéntico" al natural.














jueves, 6 de marzo de 2008

Ilusión

¿Es que acaso me he enamorado de ti, o del amor?
si la ilusión no me deja ver más allá de mí
entonces debo ir más allá de la ilusión.

Sentir extraño, como yo no creía ser...

Es demasiado maravilloso para dejarlo ir,
aunque sé:
estas palabras no osaré soltarlas nunca, pasarán al olvido,
como quizás lo haga mi amor.